Abonos foliares

Se preparan a partir de los nutrientes que el chachafruto, el nacedero y la ortiga (también llamada pringamoza) tienen en sus hojas.

Procedimiento

Mezclar en una caneca plástica limpia, que no sea roja ni amarilla, tres kilos de hojas picadas finamente con 1 kilo de boñiga fresca de res y 10 litros de agua limpia. Poner la mezcla a la sombra de un árbol nativo, sano y frondoso. Tapar la caneca con una tela limpia y una teja para evitar la contaminación. Agitar diariamente con un palo limpio, durante 2 semanas, hasta que deje de producir espuma de fermentación.
Utilización
  • Filtrar el abono con una tela limpia y diluirlo en otra caneca con la siguiente proporción: un litro de abono por 10 litros de agua limpia (los 10 litros preparados rendirán 100 litros diluidos).
  • Aplicar sobre las hojas con una fumigadora sin residuos tóxicos. Esto ayuda a repeler insectos y en el café permite controlar la mancha de hierro. También se puede aplicar en el suelo para que las raíces lo absorban.
Los abonos orgánicos preparados en la finca protegen el suelo y nutren los suelos.

Volver