Soy una madre gestante, es la hora de comer

La madre en gestación necesita un estilo de vida saludable con alimentos variados, equilibrados y suficientes que satisfagan las necesidades nutricionales de sostenimiento y reparación de tejidos, y de crecimiento y desarrollo del bebe. Una madre bien alimentada durante la gestación es la mejor garantía para que el niño nazca saludable.

Una buena alimentación debe tener alimentos ricos en:


Hierro y ácido fólico, como el hígado, la morcilla, el pescado y el pollo, la yema de huevo, el fríjol seco, las lentejas, las arvejas, la habichuela y la espinaca. 

Calcio, como la leche y los derivados lácteos, los cereales integrales como la avena, el maíz, el arroz y el trigo.

Vitaminas y minerales como las frutas, hortalizas y verduras frescas. Recomendaciones:

Comer con un horario fijo varias veces al día pequeñas porciones.

La alimentación debe ser variada y debe incluir los diferentes grupos de alimentos, es decir, un poco de todo.

Comer diariamente tres porciones de fruta (una de ellas entera, las otras pueden ser en jugo) y buena variedad de verduras.

Consumir los suplementos nutricionales de calcio, hierro y ácido fólico que se suministran en el control prenatal.

Evitar el consumo exagerado de harinas, azúcar, sal, grasas, café o gaseosas.

Evitar el consumo de comidas rápidas y comidas de paquete.

Consumir de 8 a 10 vasos de líquido al día.