Así se formó la Tierra

Los científicos dicen que la Tierra se empezó a formar hace 4.650 millones de años, pero en ese entonces era muy diferente al planeta que conocemos hoy. Partículas de polvo de estrellas y gas, que flotaban en el espacio, se unieron atraídas por una fuerza conocida como la gravedad. Lo más maravilloso es que precisamente en esas partículas de polvo que venían de las estrellas y que formaron la Tierra, se encontraban sustancias como el carbono, el hidrógeno, el calcio, el magnesio, etc., que son los elementos que hacen parte de todos los seres vivos en nuestro planeta. Es por eso que podemos decir que las plantas, los animales y los seres humanos estamos hechos de polvo de estrellas. La superficie comenzó a enfriarse y a volverse sólida y dura, pero como el centro estaba hirviendo (y todavía lo está), hicieron erupción muchos volcanes por donde el centro de la Tierra se desfoga y echa lava y fuego, provocando la salida de vapores y gases que fueron formando la atmósfera primitiva de nuestro planeta. ¡Imagina el paisaje de hace millones de años! Volcanes en erupción arrojando fuego y lava o roca derretida; ninguno de los seres vivos que actualmente existimos en el planeta hubiera podido sobrevivir en esas condiciones.