Cólico del lactante


En niños menores de un mes es común que aparezca el llamado “cólico del lactante” o el “llanto excesivo sin causa aparente”. Consiste en un llanto intenso que dura varios días de la semana y lo sufren niños aparentemente sanos, que no tienen síntomas de fiebre, ni vómito ni diarrea.

En estos casos hay varios remedios caseros que se pueden aplicar:

Haga masajes suaves en el abdomen.

Ponga una bolsa de agua tibia en el sitio del dolor.

Arrulle al niño, mézalo en una hamaca y trate de calmarlo. Es bueno que el adulto que acompañe a un niño con este malestar no se impaciente.