Cómo extraer la arcilla


Desde hace miles de años, los hombres han utilizado un material tan elemental como el barro para hacer toda clase de objetos, desde vasijas y ollas, hasta objetos decorativos. Conviértase usted mismo en alfarero.

Para extraer la arcilla:

1. Busque tierra con características arcillosas y textura pegajosa.

2. Extráigala de la tierra, póngala en una tinaja y revuelva con agua hasta disolverla.

3. Vierta, a través de un colador, la tierra disuelta a una pileta.

4. Deje que el agua se evapore y la arcilla se pueda recoger.

5. Recoja y deje secar un poco.

6. Envuelva en un plástico para guardarla.