¿Qué tiene que ver un río con el vuelo de las aves?

Que tanto en el río como en el vuelo de las aves hay cambios de  presión que, en el agua, causan remolinos, y en el vuelo de las aves, un empuje hacia arriba que les permite planear o volar sin aleteo.  

¿Por qué chupan los  remolinos?  

Un remolino está formado por corrientes de agua que giran a diferentes velocidades formando un círculo casi perfecto. Las corrientes del interior del remolino giran más rápido y hay menos presión que afuera del remolino. Afuera, las corrientes circulan a menor velocidad, el agua está más quieta y produce una presión mayor que es la que nos empuja y hace que todo sea chupado hacia adentro del remolino.  

¿Cuando el aire sube, también  sube el ala?  

En el aire hay cambios de presión que permiten a las aves planear, como lo hacen los gallinazos o los cóndores. Si miramos el ala de cualquier ave vemos que, como ocurre en los aviones, es más larga en la parte superior que en la inferior. Esto hace que la velocidad del aire, arriba y abajo del ala, sea diferente.

Observemos qué ocurre: El aire tarda el mismo tiempo, por arriba y por debajo, en ir desde un extremo a otro del ala. Pero como arriba el ala es más larga, el aire debe ir a mayor velocidad. Imagínate un par de atletas que tienen recorrer en igual tiempo un camino más corto y uno más largo. ¿Qué pasa? El corredor del camino más largo debe ir a una velocidad mayor. La velocidad del aire arriba del ala es entonces superior. Y a mayor velocidad, disminuye la presión.  

La presión del aire arriba del ala es menor que la presión en la parte de abajo, que es más alta. Como las cosas tienden a ir de donde hay mayor presión a donde hay menor, entonces el aire de abajo empuja y sube el ala. 

También vemos  cambios de presión…  

En el remolino del sanitario al vaciarse, en la licuadora encendida, en los tornados.