Charles Darwin (Inglaterra, 1809 - 1882)


Charles Darwin
dejó de ser pastor de la iglesia en Inglaterra y se embarcó como naturalista en un buque para viajar, investigar y cumplir el gran sueño de conocer mejor el mundo de la naturaleza. En las islas Galápagos (océano Pacífico), observó a los pájaros; miró sus diferencias, su alimentación y su medio. Tras varios días, un bombillo se prendió en su cabeza: se dio cuenta de que todas las especies evolucionan desarrollando rasgos que les permiten adaptarse al medio en el que viven.

Veinte años tardó en madurar esta idea antes de publicar el libro El origen de las especies (1859) que sentaría las bases para la biología moderna.

Después de Darwin es difícil pensar el mundo de los seres vivos como algo quieto y definitivo porque su descubrimiento nos hizo ver que este es un mundo en continua evolución.