Cohetes de vinagre

Construyamos un aparato volador en la cocina


Dicen que un experimento de química se parece a una receta de cocina. Con ingredientes caseros, fabriquemos un cohete.














Paso a paso:

1. Echa un poco de vinagre en el vaso desechable.

2. Introduce el pitillo en el vaso que contiene vinagre y tapa el extremo superior con el dedo índice para que chupe vinagre.

3. Retira el dedo del pitillo para echar el vinagre en el tubo.

4. Toma una pequeña cantidad de bicarbonato.

5. Sin mezclar el bicarbonato y el vinagre, unta el bicarbonato en la boca del tubo, manteniéndolo un poco inclinado.

6. Rápidamente, pon el tapón y voltea enérgicamente apoyando el tubo sobre el piso o una mesa. Verás que sale disparado hacia arriba.

¿Qué hay detrás?

Al mezclar el bicarbonato y el vinagre hay una sorprendente reacción química: el vinagre deja de ser vinagre y el bicarbonato deja de ser bicarbonato convirtiéndose en:

· Agua
· Sal
· CO2 (también llamado gas carbónico o dióxido de carbono, el mismo de las gaseosas).

El CO2 es el responsable de que el cohete despegue. Cuando se libera, produce las burbujas que observas dentro del tubo cerrado, aumenta la presión, el tubo se desprende del tapón y nuestro cohete sale volando.