Consejos para el almacenamiento

La manera de guardar las plantas después de su recolección es fundamental para que estas conserven su calidad y sus propiedades. Para esto, es necesario tener en cuenta:

Almacenar las plantas en recipientes de cerámica o de vidrio, papel o cartón, que son los mejores para este propósito.

Nunca se debe almacenar en recipientes de plástico, pues este libera sabores y olores.

Guardar en lugares frescos, oscuros y secos.

Marcar bien los recipientes con el nombre de las plantas y su fecha de recolección.

Algunas opciones:

Las frutas y las verduras también se pueden deshidratar. mediante este proceso se les retira el agua para evitar que se pudran y duren más tiempo (Clic aquí para ver cómo deshidratarlas)