Consejos para la recolección


La recolección es el acto de tomar o recoger los materiales aprovechables de las plantas medicinales y alimenticias, que consisten en flores raíces o frutos. Para esto, es necesario tener en cuenta:

Recolectar en días claros y secos. En la mañana, después del rocío. En la tarde, antes de que el sol se ponga.

Las plantas aromáticas se deben cosechar al medio día, cuando los aceites esenciales están en su máximo nivel.

La edad de la planta es muy importante a la hora de la recolección. No es recomendable recolectar plantas muy jóvenes, pues no se han formado del todo los principios activos que las hacen útiles.

Es mejor recolectar las flores justo antes de que la floración sea completa, es decir, cuando los capullos comienzan a abrir.