Conservas de verduras: Verduras al natural y verduras en vinagre

Mermeladas

Después de seleccionar y preparar la fruta, póngala en una olla agregándole media taza de azúcar y dos tazas de agua. Hierva durante 5 minutos, enfríe, licúe y cuele. Mida las tazas de pulpa obtenida. Caliente la pulpa, echándole 2 cucharaditas de jugo de limón y media cucharadita de mantequilla sin sal. Luego agregue 3 tazas de azúcar por cada 4 tazas de pulpa obtenida. Revuelva lento hasta que hierva y deje a fuego lento hasta que espese.

Revise periódicamente para evitar que se pegue. Envase en un frasco previamente esterilizado (hervido en agua) y almacene.

Verduras al natural

Para conservar las verduras ya cocinadas, enváselas en un frasco de boca ancha esterilizado previamente, dejando los últimos 3 centímetros sin llenar. Agregue una cucharadita de sal, una pizca de azúcar y termine de llenar el frasco con un poco del caldo en el que cocinó las verduras. Espere a que se enfríe para tapar y guardar.

Verduras en vinagre

Ponga a hervir durante 5 minutos una taza de vinagre con una cucharadita de sal, media taza de azúcar y orégano, laurel, tomillo y canela al gusto. Envase las verduras en frascos esterilizados y añada caliente el vinagre condimentado hasta llenar el frasco. Espere a que esté frío para tapar y guardar.

Pepinos dulces

Parta 4 pepinos en rodajas sin quitarles la cáscara. Cubra las rodajas con 4 cucharadas de sal y ponga a desaguar durante 2 horas escurriendo cada 15 minutos el agua que suelten.

Luego ponga al fuego con un pocillo de vinagre, medio pocillo de azúcar o panela, una astilla de canela y seis clavos de olor. Cuando hiervan, deje calar unos minutos hasta que estén blandos. Retire del fuego y deje enfriar antes de envasar en frascos esterilizados y guardar.