Construyendo juguetes


Cuando se quiere jugar, no hay imposibles. Cualquier objeto puede pasar a ser un juguete: un trapo arrugado ser una pelota; una caja de cartón, un carro o una casa; un papel periódico, la tela para un vestido; los cartones recortados, máscaras, y los palos, bastones o caballos de trote.