Cuentan de un sabio...

Pedro Calderón de la Barca (España 1600-1681)


Cuentan de un sabio que un día

tan pobre y mísero estaba

que sólo se alimentaba

de unas yerbas que cogía.

–¿Habrá otro – entre sí decía –

más pobre y triste que yo?

Y, cuando el rostro volvió,

halló la respuesta viendo

que iba otro sabio cogiendo

las yerbas que él arrojó.