Dulce de mora

Quite el pezón a las moras y lave en abundante agua, dejándolas un rato en agua fría con el jugo de un limón. Luego escurra muy bien y ponga en la paila con el azúcar (una libra para tres tazas de mora). No utilice agua pues el jugo que las moras sueltan al hervir es suficiente. Ponga a fuego lento durante 5 minutos después de que aparezca el hervor.

De igual manera se hace el dulce de fresas, pero por ser más blandas, bájelas del fuego con el primer hervor para que no pierdan su sabor.