El petirrojo y su pareja

Anónimo

Dijo el petirrojo a su pareja:

“Un poco de hierba vas a buscar;

y también unas ramitas y pajas,

y con barro las vamos a mezclar.

Así tendremos construido el nido,

donde tú muy pronto puedes poner

tus delicados huevos azules.

¡Vamos, tenemos mucho que hacer!

Luego los cubrirás con tu calor,

y verás que pronto, querida mía,

cuatro pajarillos nos encontramos

llenando el nido de alegría”.