El Submarino


¿Cómo es el fondo del mar? ¿Cuál es su punto más profundo? ¿Qué más nos oculta? El fondo del mar, el lecho marino, guarda muchos secretos. Para conocerlos, el hombre aprendió a dominar la navegación submarina: un reto peligroso, reservado para exploradores intrépidos y bien entrenados.

El primer submarino navegó en 1776 en Norteamérica, durante la guerra de independencia. Estaba construido totalmente en madera. Se llamó Turtle —tortuga, en inglés—. Hoy existen submarinos grandotes equipados con potentes reflectores y cámaras de filmación. Con el sonar, aparato que envía ondas de sonido que se estrellan contra todo lo que encuentran y rebotan, los oceanógrafos han logrado hallar depósitos de petróleo o de gas y elaborar detallados mapas del fondo, con los valles, cordilleras, desfiladeros y volcanes submarinos.

Los biólogos marinos estudian la rica vida marina. Les siguen los pasos a vegetales y animales que viven bajo el agua. Investigan los secretos de todos los organismos, desde los más diminutos hasta los más grandes, como las ballenas azules que pesan 150 mil kilos. Un ballenato, alimentándose de la leche materna, aumenta 90 kilos de peso en un solo día.