Juegos y juguetes para el niño de los 5 a los 6 años

Al niño le gustan los juegos al aire libre: correr, saltar alternando los pies, vencer obstáculos como pasar por encima, adentro, al lado y por detrás de cualquier cosa.

También tiene afición por recortar, picar papel, rellenar y colorear. Le gustan los juegos de construcción, y de formar parejas, como el dominó, la lotería y los rompecabezas. Le gusta realizar visitas a sus amigos para compartir con ellos con- versaciones y actividades. Esto lo hace sentir grande y apreciado.

El niño y sus amigos juegan a realizar actividades específicas por iniciativa propia, como por ejemplo: juguemos a la finca, a la familia, a los médicos, a los bomberos. Cada uno de ellos representa un papel y se integra a los otros según sea lo que tenga qué hacer: aprende a jugar y a trabajar en grupo.

Va incorporando las normas de comportamiento social observadas en los adultos. Ahora le gustan los juegos que tienen reglas, en los que se ponen condiciones previas que se respetan durante la realización del juego.

A los niños en esta edad les gusta contar. Cuando salga de paseo juegue con el niño a contar cosas que ve por el camino: los postes de la luz, los palos del cerco, las casas del vecindario, la gente con que se encuentran.

Actividades para crecer

Motívelo a realizar juegos como saltar cada vez más alto y más lejos, a correr acelerando y desacelerando, a girar bruscamente como en el juego de la lleva o chucha.

Póngale música para que el niño la sienta y la disfrute y se mueva libremente con los diversos ritmos.

Juegue con el niño a repetir secuencias de números o de palabras, a encontrar palabras con el primer sonido o con el último.

Anímelo a hacer presentaciones, a declamar poesías o a cantar. Hablar por teléfono con otros uniendo dos tarros con una pita. Converse con él de lo que pasa en el día.

Juegue con el niño a saltar des- de lugares altos hasta el piso con los pies juntos, a trepar a los árboles, a realizar carreras de encostalados, a montar en carretas, a los carritos de madera y a los zancos.

Préstele ropa o trapos para que se disfrace, represente el oficio que más le gusta, y estimule el juego con sus amigos.