La cocina en la casa


La cocina es el sitio de preparación de los alimentos, y además uno de los lugares más usado de la casa para la reunión diaria. Es un espacio para la convivencia familiar que mágicamente se transforma en sala, comedor, estudio o negocio; usos variados y prácticos donde se viven las tradiciones y costumbres propias de una familia. La cocina es el sitio de preparación de los alimentos, y además uno de los lugares más usado de la casa para la reunión diaria. Es un espacio para la convivencia familiar que mágicamente se transforma en sala, comedor, estudio o negocio; usos variados y prácticos donde se viven las tradiciones y costumbres propias de una familia.

La rutina diaria de la comida en la cocina fortalece la comunicación y la unión de la familia. Establecer una hora para comer y hacerlo juntos es una gran oportunidad para conversar, intercambiar las experiencias del día, reflexionar, tomar decisiones, compartir conocimientos y en especial, para recrear momentos agradables de unión. Un hogar unido es el mejor regalo para cualquier persona y la mejor herencia para los hijos.

La cocina debe permanecer limpia y ordenada. Una cocina acogedora y cómoda propicia buenos momentos con la familia y sus invitados.

Un lugar de convivencia familiar


La cocina es un espacio de gran actividad desde la mañana hasta la noche y es el sitio donde nos encontramos todos para comer. Si la mesa y la comida están puestas y servidas con cariño todo nos sabrá más rico.

Pequeños detalles permiten que la cocina sea un lugar más amable: Repisas y alacenas, hacen rendir el espacio; un poyo y una mesa, brindan comodidad para comer y cocinar; tarros y fruteros, hacen que los alimentos se conserven frescos y que se protejan de las plagas. El orden y el aseo, hacen de la cocina un espacio agradable que invita a permanecer en ella.

En una cocina se juega al parqués, al dominó, al ajedrez y a las cartas; se hacen cuentas y tareas; se cuentan chistes, se cantan trovas y se cuentan historias de miedo; se escucha la radio, se habla, se llora y se ríe al son de ollas y cucharas.

Distribución de la cocina

Una cocina se distribuye de acuerdo con el orden de las actividades para cocinar y comer: almacenar, preparar, lavar y cocinar.

Medidas

Poyo o mesón sencillo:

85 cm de alto x 60 cm de ancho x 2.40 m de largo.

Repisas sobre poyo

Repisa baja: a 1.40 de altura. Repisa alta: a 1.80 de altura.

Lavaplatos

40 cm de ancho x 60 cm de largo.

Datos claves

Como el aire caliente está arriba, para refrescar la cocina se hacen ventanas o calados altos.

Para tener buena ventilación es ideal el viento cruzado que se logra con la puerta y la ventana en paredes enfrentadas.

Al elegir el puesto de la nevera tenga en cuenta que la puerta abierta no bloquee la circulación.

Es necesario dejar 5 centímetros de separación entre la nevera y la pared para evitar recalentamiento.

Evite que los niños se acerquen al fuego, a ollas calientes o sartenes con aceite.

Cocina Lineal

















Cocina en L