Letrina de agua

letrina humeda
La letrina de agua es otra alternativa para el sanitario de la casa. Se puede fabricar cuando el terreno tiene subsuelo permeable, con nivel freático natural y donde se disponga de agua, ya sea corriente o de pozos.

Tiene la ventaja sobre las letrinas secas o los pozos sépticos tradicionales, de no requerir de un mantenimiento frecuente y de evitar la presencia de animales y malos olores. Además, con este sistema se ahorran las tuberías y los campos de infiltración lejanos.

Para hacer una letrina de agua

Construya un pozo séptico, el cual sirve de cimentación, de 1 metro de ancho por 1 metro de largo y de 2 metros de profundidad.

Cierre el tanque en la parte superior con una plataforma de concreto reforzado o madera, dejando el hueco para el sanitario.

Instale el sanitario con su sistema de agua completo y con caída directa al pozo, sin usar tuberías.

El pozo o hueco puede estar desplazado con respecto a la caseta de la letrina, en este caso, ambas unidades están conectadas por una tubería de poca longitud. Al llenarse el pozo, debe excavarse otro y dejar los excrementos en reposo para que continuen su proceso de descomposición durante 6 meses como mínimo.

Datos claves


Letrina humeda
  • No es preciso echar agua limpia para accionar este sistema, es posible usar el agua ya utilizada al lavar la ropa, bañarse o en otro propósito similar. 
  • Si el hueco o pozo está desplazado respecto a la caseta, la tubería que hace las descargas desde la taza debe tener una pendiente. 
  • La losa de cubierta debe estar por lo menos 15 cm sobre el nivel regular del terreno, a  fin de impedir que las aguas superficiales penetren en el pozo. 
  • Se debe evitar que los animales domésticos entren o duerman dentro de la caseta. 
  • El sanitario debe contar con una tapa hermética que prevenga la entrada de insectos.