Problemas de los animales en cautiverio

Cuando enjaulamos y llevamos para nuestras casas aves, micos, tortugas o cualquier animal silvestre como mascota, surgen problemas e inconvenientes que es bueno tener en cuenta:

  • Ellos requieren de alimento variado y especializado que sólo consiguen en la naturaleza, y en cautiverio no podemos suministrarles la dieta que habitualmente comen cuando están en libertad. 
  • A muchas aves les podemos suministrar frutas, pero no los insectos y otros animalitos que consumen. 
  • Los animales desempeñan muchas funciones para mantener el equilibrio ecológico, y fuera de su hábitat no pueden hacerlo. Los animales requieren de un ambiente natural para reproducirse y evitar su extinción y, generalmente, no se reproducen en cautiverio. 
  • Necesitan compañía y la enseñanza de los otros miembros de su misma especie para aprender a sobrevivir
  • Se enferman cuando están en cautiverio, se deprimen y debilitan, y con frecuencia mueren porque no sabemos en qué consisten ni cómo tratar las enfermedades que los atacan. 
  • El estar enjaulados les ocasiona, a veces, trastornos en el comportamiento y se vuelven agresivos y peligrosos para los seres humanos.
  • Algunos son portadores de enfermedades que pueden trasmitirse a los animales domésticos, y a los seres humanos como cólera, lepra, toxoplasmosis y herpes, entre otras. 
  • Sólo sobrevive uno de cada diez animales que se capturan, transportan y se comercializan como mascotas, y mueren los otros nueve debido al maltrato, al cambio de alimentación y a las enfermedades.