Los niños tienen derechos


Los niños no nacen para ser esclavos de sus padres, ni para que hagamos con ellos lo que nos venga en gana.

Desde que nace, el niño tiene derechos y los tiene por el solo hecho de ser niño. Estos derechos le garantizan: protección integral, porque es un ser indefenso; bienestar, porque necesita un ambiente adecuado para crecer; y garantías para que pueda desarrollarse como una persona única e integral, porque nació para llegar a ser alguien: él mismo.

Los derechos de los niños son aceptados en todo el mundo, están incluidos en la Constitución Nacional de Colombia, y en el Código de la Infancia y la Adolescencia. Los padres, la comunidad en la que viven, la sociedad y el Estado están obligados por ley a cumplirlos.

Cuando nace, el niño tiene derecho a una identidad, a un nombre y a una nacionalidad. Es deber de los padres registrar en una notaria al niño recién nacido, con sus nombres y apellidos, para que pueda comprobarse su existencia y para que pueda exigir sus derechos ante el Estado colombiano.

Los derechos del niño se han agrupado en cuatro áreas:

Vida y supervivencia

El niño tiene derecho a vivir dignamente, a estar bien nutrido y a recibir servicios de salud. A ser atendido gratuitamente en programas de vacunación y de complemento nutricional. A crecer en espacios seguros para desarrollarse adecuadamente.

Educación y desarrollo

El niño tiene derecho a estar en una familia donde reciba crianza y formación; lo mismo que al juego, la recreación y la cultura. El Estado le debe brindar educación inicial y básica gratuitas.

Protección

El niño tiene derecho a ser protegido contra cualquier forma de maltrato y a vivir en un ambiente digno, de bienestar y armonía.

Participación

El niño tiene derecho a ser escuchado, a expresar sus opiniones y a que éstas sean tenidas en cuenta en las decisiones que lo afecten.

Volver