Los ecosistemas acuáticos


En Colombia hay una gran variedad de humedales. Los humedales son ecosistemas acuáticos, pero no son ríos ni lagos precisamente. Los ecosistemas acuáticos son los de agua dulce, que incluyen pantanos, lagunas, arroyos, ríos, lagos, ciénagas, madreviejas y embalses o represas artificiales creadas por el hombre; los de agua salada, como océanos y mares; y otros donde el agua de los ríos y del mar se juntan, conocidos como ciénagas salobres, estuarios y manglares. En cada uno de estos grandes ecosistemas hay una gran variedad de medianos y pequeños ecosistemas, donde viven muchas especies de animales y vegetales. Algunos organismos se adaptaron para vivir en la superficie del agua, otros viven a mediana profundidad y otros en el fondo del agua; algunos prefieren las aguas con mucha corriente, otros, en cambio, viven en aguas tranquilas y quietas.

La temperatura, la luz, la cantidad de oxígeno disuelto en el agua, los minerales y el alimento disponible son algunos de los factores que han determinado la forma en que se han adaptado las especies de plantas y animales a los diferentes ecosistemas acuáticos.

Volver