Los hilos de la vida

La vida de cada uno es como una madeja de hilos que se desenvuelven, que se entretejen con los hilos de otras vidas para formar nuevos y diversos y maravillosos tejidos.

Cada nueva relación que tejemos está anudada por muchos hilos, y la fortaleza y la belleza de ese tejido depende de los hilos que utilicemos.

Con hilos de tolerancia y respeto formamos un tejido solidario que nos permite construir alrededor un mundo que viva en armonía y en donde haya justicia.

Con hilos de confianza y apoyo se teje una red de compromisos que nos une de manera estrecha y firme a los amigos.

Con hilos de ternura y comprensión hacemos un tejido suave y amable que nos protege, con la calidez del afecto de las personas que más queremos.

Con hilos de pasión y deseo se trenza ese tejido único y maravilloso que nos permite compartir momentos con alguien más allá de nuestros sueños.

Así, cada hilo le va dando un valor y una riqueza única y especial a cada puntada que hacemos para tejer nuestra red de vínculos y relaciones.

Así vamos por la vida, siguiendo los hilos de nuestros destinos, tejiendo y destejiendo, solos y acompañados, amando y siendo amados.

Hilos de la vida