¿Qué tiene que ver el filo de un machete con una lluvia de estrellas fugaces?

Que tanto el machete, cortando filoso con su hoja de metal entre la yerba, como la lluvia de estrellas fugaces, viajando por el cielo, pueden producir luz y calor.


¿Echando machete y… chispas?  

¿Has visto el chispero que suelta un machete cuando golpea una piedra, un tronco muy duro o un metal? Para que esas chispas salten, se necesita que el machete choque contra algo. ¡Estas chispas nacen de un golpe! Las chispas no son fuego, son luz y calor. 

¿Una estrella fugaz es basura incandescente?  

Las estrellas fugaces son restos de rocas, fragmentos de basura espacial, trozos de cometas y hasta pedazos de satélites que cuando flotan en el espacio no emiten luz, pero cuando entran a la atmósfera, al rozar violentamente contra el aire, se vuelven incandescentes. En ese rozamiento se produce luz y calor.   

También se producen chispas por rozamiento…

Cuando martillamos, cuando prendemos un fósforo, cuando se afila algún metal. Los expertos compradores reconocen un metal por las chispas que producen: algunos sueltan ramas luminosas, flechas, dardos, chorros. El acero produce chispas rojas y el acero inoxidable, con el que se hacen los cuchillos, chispas cafés en la raíz y blancas en las puntas que, además, se abren en horquillas. 

Estrellas que se queman 

Las estrellas son fugaces porque al entrar a la atmósfera se apagan, se “queman” y se desintegran antes de caer a la Tierra. Los fragmentos que caen a la Tierra se llaman meteoritos.  Hay lluvia de estrellas cuando la Tierra pasa por cinturones de basura espacial y por enjambres de partículas de rocas. Millones de ellas entran diariamente a la atmósfera y hay fechas en las que, a simple vista, podemos detectar una cada minuto.