¿Qué tiene que ver un martillo con un mataculín?

Que tanto el martillo como el mataculín pueden ser usados como palancas, que ayudan a levantar o mover cosas con menos esfuerzo.  

¿Por qué el martillo es una  palanca?   

El martillo sirve para clavar y desclavar. Cuando el martillo desclava una puntilla actúa como una palanca: se pone la cabeza de la puntilla entre las orejas del martillo y con la mano se hace fuerza en el mango para sacar la puntilla. Si usáramos solo las manos no podríamos sacarla, pero el mango del martillo multiplica la fuerza que hacemos y lo logra. 

Para que una palanca funcione se necesitan tres condiciones:  

1. Punto de apoyo: la tabla o pared en la que se apoya el martillo. 
2. Resistencia: la que hace el clavo. 
3. Potencia: la de la mano en el mango del martillo. 

¿Por qué el mataculín es una palanca?  

Si un niño intenta levantar a otro de su mismo peso tendrá que hacer un gran esfuerzo. Pero si ambos se montan en un mataculín se levantarán fácilmente el uno al otro, porque el mataculín es una palanca que multiplica las fuerzas

Para que esta palanca funcione se necesitan tres condiciones:  

1. Punto de apoyo: el punto medio en el que se sostiene la barra que sube y baja. 
2. Resistencia: el peso de los niños. 
3. Potencia: el impulso de los niños. 

También hay palancas…

En las barras que sirven para mover troncos gigantes, rocas o llantas de carros atascados en pantanos. En el destapador de gaseosas. En la cruceta para montar llantas. Las palancas están donde menos imaginamos. Nuestro cuerpo es una colección maravillosa de palancas de distintos tamaños: piernas, brazos, dedos…    

Una palanca para mover el mundo 

En ciertas condiciones, un humano podría levantar un pesadísimo elefante usando una palanca. El matemático griego Arquímedes dijo: “Dadme una palanca y un punto de apoyo y moveré el mundo”.