Para acompañar las sopas y cremas

Nada mejor que un acompañante tostado dentro de las sopas o cremas. Hay muchos para escoger y todos tienen en común que se ponen dentro de la sopa en el momento de servir.

Virutas de papa:

Parta la papa en fosforitos muy delgados o haga tiritas con el rayador.

Lave en abundante agua, seque y fría en aceite limpio. Son ideales para acompañar las cremas de tomate y de espinaca.

Moneditas de plátano verde:

Parta el plátano en tajadas delgaditas y luego fríalas hasta tostar. Son ricas en las sopas de auyama y de vitoria.

Cuadritos de plátano maduro:

Parta el plátano en cuadritos y fríalos. Sírvalos con crema o sopa de fríjol.

Migas de arepa fritas:

Parta unas arepas delgadas en pedacitos, y luego úntelos con una mezcla de huevo batido con sal y una cucharadita de fécula de maíz (maicena). Fría en aceite limpio bien caliente o tueste en una sartén con mantequilla. Las migas son ricas solas, o servidas en un buen caldo con perejil picado.

Chicharroncitos tostados:

Parta el tocino en trocitos pequeños y póngalos a fuego medio añadiendo una cucharadita de bicarbonato. Revuelva de vez en cuando para que no se peguen. Deje que boten toda la grasa y tuesten bien. Son especiales para la sopa de arroz.

Semillas tostadas:

Saque las semillas de la auyama o de la vitoria y tuéstelas en el horno o en una sartén a fuego lento removiéndolas continuamente. Sirva con una crema de auyama o disfrútelas como pasabocas.