Enfermedades y remedios caseros del sistema inmunológico

Infecciones menores persistentes

Causadas por debilidad del sistema inmunológico. Se presentan fiebres muy seguidas. La fiebre es una defensa del cuerpo y por lo tanto no se debe parar, sólo controlar.

Remedios:
  • Tomar infusiones de flores de saúco, de caléndula, de milenrama y de tomillo para reducir la fiebre.
  • Consumir ajo, manzanilla, salvia y jengibre. Añadir caléndula o llantén sin las venas cuando sufre de amigdalitis crónica.
  • Para bajar la fiebre de un bebé, acuéstelo sobre una sábana bajo la cual se han puesto hojas frescas de matarratón. También le pueden suministrar dos gotas de zumo de hoja de matarratón en una cucharadita de agua.

Alergias

Reacción del cuerpo ante el contacto o consumo de determinadas sustancias, materiales o alimentos. Los síntomas consisten en hinchazón e inflamación de la boca, la garganta y la piel, brotes, diarrea, vómito, asma, fiebre, enrojecimiento de la piel y dolores de cabeza.

Remedios:
  • Tomar bebidas de ortiga o bañar la zona afectada con agua de ortiga. 
  • Consumir ajo, plátano, polen de abejas. Tomar bebidas de flor de curazao o veranera, manzanilla y milenrama.

Agotamiento crónico

Aparece como cansancio, depresión y sudores nocturnos, debido a una infección viral como la gripa.

Remedios:
  • Tomar bebidas frías de salvia para evitar las fiebres nocturnas.
  • Tomar bebidas de canela o hierbas calientes para quitar la sensación de frío permanente.




Volver