Ríos, arroyos y lagos

Colombia es, quizás, el segundo país del mundo después de Brasil con mayor variedad de especies de plantas y animales que viven en ríos y lagos. En estos ecosistemas hay abundancia de peces. En aguas de clima frío se encuentran sardinas, capitanes y corronchos; en aguas de clima templado hay sabaletas, mojarras, gupis y briolas; en agua de clima cálido hay bocachicos, bagres, barbudos, escalares y neones. Cada cuenca tiene especies que son propias de esa zona: el capitán chimbe es una especie endémica del altiplano cundiboyacense; payaras, lecheros y tucunarés viven en los ríos de la orinoquía y la amazonía; el arawana habita aguas de la cuenca amazónica.

En época de reproducción, es frecuente que los peces migren desde las ciénagas y bajos a desovar en las quebradas afluentes de los grandes ríos. Este fenómeno se conoce con el nombre de ‘subienda’, y cuando regresan se denomina la ‘bajanza’. Cerca de la superficie de las aguas nadan la picuda y la dorada, que se alimentan de insectos, de otros peces y de estiércol; un poco más abajo, remontan los ríos el bocachico y el jetudo, que se alimentan de lama; y en el fondo se mueven el bagre, el blanquillo, el barbudo y el moncholo, que generalmente son de colores oscuros y carecen de escamas.

Ranas y sapos viven cerca de las fuentes de agua, porque debenmantener la piel húmeda para poder respirar; allí depositan sus huevos, para que se desarrollen los renacuajos. Algunas especies de lagartos, tortugas y serpientes también dependen de los ambientes acuáticos; babillas y caimanes (cocodrilos) reposan la mayor parte del tiempo al sol y se deslizan por el agua en busca de alimentos. Muchos mamíferos tropicales también están asociados con los humedales: chigüiros y manatíes se alimentan de hierbas y plantas flotantes; delfines rosados, nutrias, chuchas y ratas de agua bucean en busca de peces; los murciélagos pescadores atrapan peces que nadan en la superficie del agua.

En los humedales también viven insectos, como chinches patinadores, cucarachas de agua y efímeras. Libélulas, mosquitos, zancudos, muchas especies de escarabajos y gran variedad de insectos depositan sus huevos en el agua, los cuales se transforman en larvas o ninfas antes de convertirse en adultos, y sirven de alimento a ranas, peces y otros habitantes
del humedal.

Garzas, martines pescadores, pollas de agua, mirlos acuáticos, patos y muchas aves migratorias viven o buscan alimento a lo largo de las riberas de los ríos y ciénagas. Algunas aves construyen los nidos sobre los juncos.

Animales y flora de ríos, arroyos y lagos

Bocachico – Prochilodus magdalenae

Habita en las cuencas de los ríos Magdalena y Cauca. Crece hasta 50 cm., se alimenta de algas y plantas. Está en peligro de extinción, junto con el bagre rayado y otras 43 especies de peces que también se encuentran amenazadas; la pesca excesiva y la contaminación son las causas principales de esta situación. Su talla mínima de pesca autorizada actualmente es de 25 cm.

Bagre rayado – Pseudoplatystoma fasciatum

Se alimenta de insectos, otros peces y semillas. Carece de escamas y posee un excelente olfato; sus barbas le sirven para detectar el movimiento de sus presas. Está amenazado por la pesca excesiva, debido a la alta demanda para el consumo de su carne. Hacia los años 1.940, en Colombia se pescaban bagres rayados que alcanzaban fácilmente 1.5 metros de longitud (60 a 70 kilos de peso) y sábalos de hasta 2.5 metros (150 kilos de peso).

Nutria – Lontra longicaudis

Excelente nadadora y buceadora. Es exclusivamente carnívora; se alimenta de peces, tortugas, ranas, cangrejos y crustáceos. Ayuda a mantener en equilibrio las poblaciones de animales de las que se alimenta y abona con sus excrementos ríos y lagos. Se encuentra amenazada por el tráfico ilegal de su piel. En Colombia existe otra especie en la cuenca amazónica, la nutria gigante del Amazonas (Pteronura brasiliensis).

Manatí o vaca marina – Trichechus manatus

La mayor parte del tiempo permanece sumergido, únicamente saca la nariz para respirar. Durante el apareamiento forma grupos. Se alimenta de plantas acuáticas, impidiendo que se tapen los cuerpos de agua. Amenazado por la cacería, para el consumo de la carne, la contaminación de las aguas y por accidentes por botes a motor.

Anaconda – Eunectes murinus

Habita en la cuenca del Amazonas y El Orinoco, en algunos ríos del Brasil y las Guayanas. Es una de las serpientes más grandes y fuertes del mundo, pudiendo alcanzar hasta 9 metros de largo y pesar más de 100 kilos. Vive cerca del agua; es carnívora, atrapa a sus presas en el agua y las mata por constricción, estrangulándolas. Está amenazada por la destrucción de su hábitat y la caza a la que es sometida para obtener su piel.

Las libélulas

Hay dos clases: las pequeñas, llamadastambién ‘helicópteros’ y otras más grandes, conocidas con el nombre de ‘matacaballos’. Son insectos asociados a lagos, ciénagas y humedales; con frecuencia se observan volando cerca del agua; depositan sus huevos en el agua o sobre plantas sumergidas; los huevos se transforman en ninfas que tardan de uno a tres o más años para convertirse en adultos; tanto ninfas como adultos son depredadoras de zancudos y otros insectos e, incluso, de peces pequeños.

Las tortugas de agua dulce

Las tortugas acuáticas, como la icotea y la terecay, consumen algas, vegetales, peces e invertebrados. Ayudan a mantener el equilibrio de los ecosistemas que habitan. Sirven de alimento, al igual que sus huevos, a peces, aves, cangrejos y otros carnívoros. Se encuentran amenazadas por la destrucción de sus hábitats, la cacería para el consumo de su carne y sus huevos, y el tráfico como mascotas.

La Victoria regia

Es una planta acuática del Amazonas. Sus hojas flotantes pueden llegar a medir entre 2 y 4 metros de diámetro y llegar a soportar hasta 75 kilos de peso sobre su superficie.



Volver