Reptiles y dinosaurios

Algunos animales que buscaban alimento y protección en tierra, desarrollaron patas para correr, saltar o trepar, y otros, alas para volar. Gran variedad de reptiles hicieron su aparición y poblaron el planeta; había muchas clases, diversidad de formas y variedad de tamaños; unos eran tan pequeños como un pollo, otros, del tamaño de un edificio de cuatro pisos. Muchos ponían huevos. La mayoría se alimentaban de plantas, pero otros eran grandes carnívoros. Unos reptiles eran terrestres, otros voladores y algunos vivían en el agua. Entre estos reptiles se encontraban los dinosaurios, que dominaron la Tierra durante mucho tiempo.

Pasaron millones y millones de años y varias ramas de reptiles evolucionaron y dieron origen a las lagartijas, los caimanes, las tortugas y las serpientes que hoy conocemos; otra rama diferente dio origen a los mamíferos; y otra, más tarde, dio origen a las aves.




De los dinosaurios a los mamíferos

Hace 65 millones de años, se extinguieron los dinosaurios y gran cantidad de especies de plantas; hay varias teorías sobre su extinción. Según una de ellas, los dinosaurios se extinguieron lentamente, debido a grandes cambios en el ambiente: se secaron muchos mares, el agua escaseaba, desaparecieron muchas plantas y no había comida. Otros proponen que la causa de su desaparición fueron los cambios climáticos que ocasionó el impacto de un gran asteroide o un pedazo de estrella que flotaba en el espacio y chocó contra la Tierra, provocando una gran nube de polvo que cubrió el planeta durante mucho tiempo, impidiendo la entrada de los rayos solares; las plantas murieron y la Tierra se enfrió, ocasionando la muerte y desaparición de muchas de las especies que existían en aquel entonces.

La desaparición de los dinosaurios permitió el desarrollo de los mamíferos, un grupo de animales que para proteger sus crías, las guardó por más tiempo dentro del cuerpo. A este grupo pertenecemos los seres humanos, las vacas, los osos, los perros, las ratas y muchos otros animales. Vivimos un tiempo llamado gestación, en el vientre de la madre, y luego nos alimentamos con la leche que ella misma produce. Parece que los primeros mamíferos que aparecieron en la Tierra eran de pequeño tamaño y de apariencia similar a un reptil.


Volver