La salud en los niños

Salud es el bienestar y la armonía física, mental y social. Es la capacidad y el poder que tiene una persona de ejercer con plenitud todas las actividades de la vida diaria. La salud no sólo es la ausencia de enfermedad.

Promover la salud de un niño es fomentar el desarrollo de todas las posibilidades que tiene para su bienestar e impulsar su crecimiento como persona.

¿Cómo promover la salud en el niño?

Asistir a la consejería de la lactancia materna y a los controles del niño sano, manteniendo actualizado el carné de salud infantil.

Fomentar hábitos saludables en el niño: alimentación sana, higiene del cuerpo, ejercicio físico, sueño tranquilo y suficiente, juegos y juguetes seguros.

Vincular al niño en actividades de prevención y promoción en salud oral.

Mantener una relación alegre y respetuosa con el niño, y con los miembros de la familia y de la comunidad.

Darle prioridad en el hogar al bienestar del niño, conservar un ambiente físico natural enseñándole además a no contaminar el aire, el suelo, el agua y los alimentos. Estimular en el niño el amor propio, para que se quiera y se valore a sí mismo.

Al niño hay que protegerlo y cuidarlo para prevenir enfermedades, y se deben eliminar los factores de riesgo para evitar lesiones y accidentes. Hay muchas formas de prevenir las enfermedades en los niños:

Evitando el contacto con microbios que generan trastornos respiratorios o intestinales. Protegiéndolo contra accidentes en el hogar, la escuela o el campo. Aplicándole oportunamente las vacunas.