Piscos o pavos

Nombre común: pisco, pavo

La cría de piscos o pavos es una gran opción para complementar sus ingresos o para degustar una sabrosa comida casera. Entre los numerosos beneficios de esta actividad está el control de enfermedades, puesto que los pavos comen insectos, mosquitos, garrapatas y moscas. A continuación, algunas cosas que usted necesita saber sobre la crianza de este popular animal.

Alojamientos

Los piscos necesitan un sitio que se mantenga seco, fresco y protegido contra el frío de la noche, y con lugares altos como ramas de árboles para que puedan trepar. Las hembras prefieren construir sus propios nidos, pero se adaptan fácilmente a las casas que les hacemos los seres humanos. Estas son parecidas a un gallinero, pero un poco más grandes.

Durante el día pueden pastorear por la finca para buscar su alimento, pero se debe tener cuidado para que no dañen los cultivos.

Fichero 7

 

Alimentación

Se alimentan de cereales enteros o germinados como maíz y arroz, al igual que de semillas secas, frutas, legumbres, hortalizas, restos de cocina, brotes de hojas, insectos y lombrices. Deben tener agua fresca todo el tiempo.

Fichero 8

 

Productos

Entre los principales productos están su carne y sus huevos. El estiércol se utiliza para elaborar abonos y fertilizar los suelos.

Reproducción, natalidad y tiempos de gestación

Los machos alcanzan la madurez a los dos años de vida y las hembras a los tres. Estas ponen entre 8 y 15 huevos dos veces al año, que eclosionan a los 28 días de su postura. Los piscos pueden vivir hasta 15 años y se crían fácilmente en climas cálidos, templados y fríos.

Para descargar el libro en PDF por favor diligenciar el formulario