Refranes

• Una golondrina no hace verano.

• En el camino se cuadran las cargas.

• Vaca ladrona no olvida el portillo.

• Si del cielo te caen limones, aprende a hacer limonada.

• La guayabita madura le dijo a la verde, verde: el que siembra en tierra ajena, hasta la semilla pierde.

• Lo que se hereda no se hurta.

• Una cosa es con violín y otra cosa con guitarra.

• Mejor es perro vivo que león muerto.

• Dime con quién andas y te diré quién eres.

• Nadie se baña dos veces en un mismo río.

• No hay peor ciego que el que no quiere ver.

• El que quiere azul celeste que le cueste.

• De leche derramada nadie hace queso.

• Es mejor prevenir que curar.

• Burro alambrero vive con el lomo rayado.

• De dónde flores si no hay jardín.

• Al pan, pan, y al vino, vino.

• Levantando la enjalma se ven las peladuras.

• Cuando mula no moría, ¿gallinazo qué comía?

• El agua es un tesoro que vale más que el oro.

• De tal palo tal astilla, de tal pepa tal semilla.

• Donde se saca y no se echa, no prospera la cosecha.

• Porque una cosa piensa el burro y otra el que lo está enjalmando.

• El gallo que no canta algo tiene en su garganta.

• Nunca digas de esta agua no beberé, porque el camino es largo y te puede dar sed.

• Plátano maduro no vuelve a verde.

• El que mucho abarca poco aprieta.

• Ni ojo en carta ni mano en plata.

• El comenzar las cosas es tenerlas medio acabadas.

• El que quiere marrones aguanta tirones.

• A caballo regalado no se le mira el diente.

• A burro negro no le busque pelo blanco.

• Todo gavilán tiene su sirirí.

• Al lugar que fueres haz lo que vieres.

• El mico sabe en qué palo trepa.

• De grano en grano llena la gallina el buche.

• Eso es pelea de toche con guayaba madura.

• Esa era la pepita que le faltaba a la maraca.

• Agua que no has de beber déjala correr.

• A buen entendedor pocas palabras.

• Le metieron gato por liebre.

 

Refranes 1

 

• Alabate, pollo, que mañana te guisan.

• Cada cual sabe dónde le aprieta el zapato.

• De noche todos los gatos son pardos.

• Entre gustos no hay disgustos.

• Al ojo del amo engorda el ganado.

• Al que no quiere caldo se le dan dos tazas.

• La ropa sucia se lava en casa.

• Escoba nueva barre muy bien.

• No mate al pollito aliviado para darle caldito a los pollitos enfermos.

• El sol sale para todos.

• En todas partes se cuecen habas.

• Puedes llevar un caballo al agua pero no obligarlo a beber.

• Hay que coger al toro por los cuernos.

• La verdad, aunque severa, es amiga verdadera.

• Las cosas caen por su propio peso.

• Al son que me toquen bailo.

• Lo cortés no quita lo valiente.

• Mañana será otro día.

• Algo es algo, peor es nada.

• Perro viejo late echao.

• Perro viejo late echao.

• No todas las veces caza el tigre.

• Perro que ladra no muerde.

• Probando es como se guisa.

• En boca cerrada no entran moscas.

• Más fácil cae un mentiroso que un cojo.

• Al que nace pa’ tamal del cielo le llueven hojas.

• Arrieros somos y en el camino nos encontramos.

• Donde manda capitán no manda marinero.

• Cuando el río suena piedras lleva.

• Luz de la calle, oscuridad de la casa.

• A donde el corazón se inclina el pie camina.

• Hay que arar con los bueyes que se tenga.

• De las carreras no queda sino el cansancio.

• La constancia vence lo que la dicha no alcanza.

• Determínese despacio lo que para siempre se resuelve.

• Creen que porque uno es indio la maleta es de hojas.

• El que a buen árbol se arrima buena sombra lo cobija.

• Tanto va el cántaro al agua hasta que por fin se rompe.

• Nadie sabe lo que hay en la olla más que el que la mueve.

• De mañana en mañana carga el ovejo la lana.

• El que se casa quiere casa y un costal para la plaza.

• ¿Qué culpa tiene la estaca si el sapo brinca y se capa?

• Camarón que se duerme se lo lleva la corriente.

• Al mal tiempo buena cara.

• En casa de herrero azadón de palo.

• Mata al tigre y se asusta con el cuero.

• Pan, arepa y pedazo pa’ llevar debajo del brazo.

• El que espabila pierde.

• Si quieres a tu perro acepta las pulgas.

• A un bagazo poco caso, a un cagajón poca atención.

• A palabras necias oídos sordos.

• El que no oye consejo no llega a viejo.

• Entre músicos no se cobra serenata.

• Las apariencias engañan.

• No hay que ensillar antes de traer las bestias.

• No ensucies el agua para después tomártela.

• Loca es la oveja que con lobos se confiesa.

• Obras son amores y no buenas intenciones.

• Cada sastre alaba su aguja.

• De músico, poeta y loco todos tenemos un poco.

• En la mesa y en el juego se conoce al caballero.

• El que entre la miel anda algo se le pega.

• Entre sastres no nos cobramos las costuras.

• Sopa sin aliño es como amor sin cariño.

• Nadie es profeta en su tierra.

• Ni tanto que queme el santo ni tan poco que no lo alumbre.

• El que tiene tienda que la atienda, y si no que la venda.

• No es nada hacer la paloma si no hacerle el pico, que cante y coma.

• Por un clavo se pierde una herradura, por una herradura un caballo, por un caballo un caballero y por un caballero un reino.

• Nunca está más oscuro que cuando va a amanecer.

• No hay día que no se llegue ni plazo que no se cumpla.

• El frío conoce al desnudo, el mosco al arremangado, la carranga al hilachento y el piojo al recién casado.

• Cada indio con su flecha, cada arepa en su tiesto.

• El que guarda manjares guarda pesares.

• Cuatro ojos ven más que dos.

• Del dicho al hecho hay mucho trecho.

• Hay que dar del ala para recibir de la pechuga.

• Todo es según el color del cristal con que se mire.

• Más vale paso que dure que trote que canse.

• Sopa sin hueso es como amor sin beso.

• Del ahogado el sombrero.

• Agua pasada no mueve molino.

• Cada cucarrón carga su terrón.

• Cada quien busca su cebolla para llorar.

• Primero son mis dientes que mis parientes.

• Del palo caído todos hacen leña.

• El que a solas se ríe de sus picardías se acuerda.

• El buey solo bien se lame.

• Perdiendo también se gana.

• El perezoso trabaja doble.

• El que menos corre vuela.

• Pollo peletas, donde no te llamen no te metas.

• El pez muere por la boca.

• En la mesa y en el juego se conoce al caballero.

• El que canta sus males espanta.

• El que no arriesga un huevo no tiene un pollo.

• Amor no quita conocimiento.

• La curiosidad mató al gato.

• Hasta al mejor cocinero se le va un tomate entero.

• A un bagazo, poco caso; a un cagajón, poca atención.

• Yo no me caso con viudo, mula que otro amanse algún resabio le queda.

• Dar con la horma del zapato.

• No todo el monte es orégano.

• Al amanecer mueren más pollos que gallos.

• El que con lo ajeno se viste en la calle lo desvisten.

• El que siembra vientos recoge tempestades.

 

Refranes 2